May 14, 2012

RITA HAYWORTH


GRACIAS RITA POR EXISTIR


Hoy 14 de mayo moría la maravillosa Rita Hayworth. Yo no voy a hablar de "Gilda", ni de sus 5 matrimonios, ni de si le contó a Orson Welles que su padre abusó de ella, ni si odiaba ser actriz. No, no voy a hablar de ese proceso de electródepilación que dicen que la sometieron  al nacerle el pelo muy cerca de la frente para ser la imagen que hoy conocemos. No, tampoco quiero a hablar de los años que vivió al final de su vida a causa del Alzheimer en una época donde no conocían esta terrible enfermedad. No. No voy a hablar de nada de eso porque sinceramente yo no lo sé y hay otras fuentes estudiosas del tema. Yo hoy, 25 años después de su muerte sólo quiero hablar de lo que la maravillosa  Rita Hayworth supuso para mí, y para eso, tengo que viajar a mis años de adolescencia que es cuando se costruyen los ídolos. Esos pequeños recuerdos de la adolescencia que con el tiempo y por arte de magía  se han convertidos en instantes eternos.






 Las paredes de mi cuarto de adolescente estaban llenas de fotos de actores y actrices en blanco y negro, Marilyn, Bogart, Lauren, Marlon,... al igual que de fotos mías con mis amigos y amigas. Todas ellas estaban entremezcladas, como si de un gran grupo se tratara.
 Recuerdo una tarde cualquiera, en uno de esos ratos sin tiempo que pasaba en mi cuarto leí una  noticia que me sorprendió muchísimo. Rita Hayworth se llamaba en realidad Margarita Cansino. Seguí leyendo estupefacta la revista donde decía que Rita Hayworth era de origen hispano. No decía de dónde, sólo que tenía orígenes hispanos por parte de su madre. Eran finales de los 80 donde todavía no había internet y la información la tenían unos pocos y llegaba de otra manera, como en pequeñas pinceladas. ( Hoy sé que su padre fue un inmigrante de Sevilla, de Castilleja de la Cuesta que llegó a Nueva York donde ella nació y luego cogió el apellido de la madre de origen irlandés, pero eso entonces no lo sabía ).
Este dato tan simple como el verdadero nombre de una mujer me llenó de una absoluta emoción. Pero claro, no era una mujer cualquiera, era Rita Hayworth, uno de los iconos de mujer en todo el mundo. Era como si una adolescente española de esa época descubriera que el verdadero nombre de Marilyn Monroe no era Norma Jean sino Juana. ¿ Cómo? ¿ Qué? No sabes qué, pero sabes que  algo cambia ¿ verdad? A mi me produjo alegría y más considerando que la mayoría de los ídolos que yo admiraba en mi adolescencia eran  los  míticos actores de Hollywood. Siempre me pregunté que cómo no lo habían mencionado más en España. Desde aquel día cuando el nombre  de Rita Hayworth salía en una conversación, yo, con una cariñosa cercanía a ella, como si la conociera un poco más decía  emocionada y orgullosa: ¿ Sabías que en realidad  se llamaba Margarita Cansino?
 Hoy en día sigo haciéndolo y descubro que no toda la gente, aún hoy, lo sabe, aunque si conozcan a Gilda. Quizá es lo que sudece cuando uno pasa de mujer a convertirse en mito.
Tengo que reconocer que aquel día en mi cuarto hace ya tanto tiempo me encantó saber que uno de mis  mitos dorados de Hollywood  era una mujer de origen hispano llamada Margarita.

1 comment:

  1. kensington Edwardian1:07 PM

    He llegado aquí por casualidad y me dejado llevar por este relato tan especial , esa visión tan única de como uno de los grandes mitos del cine pasa a formar parte de nuestra vida. Gracias por descubrirme a Margarita Cansino . Me encanta como escribes baby . Siempre me dejas con ganas de más . besos

    ReplyDelete

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...